Un montón de ropa

“Durante toda mi adolescencia me dediqué a robarle ropa a mi mamá. Lo hacía en secreto porque ella se enojaba. Cuidaba mucho su ropa. Le sacaba algo, lo usaba y lo volvía a poner en su lugar para que no lo notara. Siempre lo notaba. Una vez le saqué una camisa y se la arruiné con una quemadura. Decidí esconderla en el fondo del ropero para que nunca la encontrase. Nunca la encontró. Cuando mi mamá falleció, toda su ropa quedó sin dueño y sin uso. Aquello que ella tanto había cuidado, finalmente la sobrevivió”.

Sobre el libro
Fotografías, texto y diseño: Luján Agusti
Autopublicado, impreso en Ciudad de México
Mayo de 2016
100 copias
52 páginas color, en papel reciclado y albanene

"Un montón de ropa"

 
 
http://lujanagusti.com/files/gimgs/th-15_Libro_06.jpg